Esta perrita adoptó a unos gatitos recien nacidos

Lo primero para que poseas presente es que esto ocurrió porque esta madre fue separada de sus perros chiquitos. No obstante, no le fue irrealizable dirigir todo su amor unos cuantos gatitos que necesitaban alimento, amor y precaución.

Su nombre es “Esperanza” y sólo tiene un año de edad y que fue obtenida por un refugio animal. Poco luego llegaron los gatos bebés y ella los amamantó por dos meses.

Verdaderamente, su amor y compasión les salvó la vida. El instinto desempeña un papel muy considerable dentro de este desarrollo, pero la maternidad en las perras va muchísimo más allá.

En este aspecto, las perras se ven condicionadas por la vivencia y el estudio que hayan recibido instruidas por su propia madre. Igual ella las amó y del mismo modo que los gatos, descubrió una familia adoptiva.