Conoce la historia de la princesa Qajair: “Símbolo de belleza, elegancia y perfección”

Esta es la historia de la belleza sin igual, así como la perfección de la Princesa iraní Zahra Khanom Tadj es-Saltaneh. Es muy posible que alguna vez hayas visto alguna de sus fotos.

Ha sido bastante popular y sus imágenes aparecen con frecuencia a través de la red. Y es que su vida y apariencia son muy peculiares. La leyenda ─tal vez exagerada─ dice que tuvo 145 pretendientes de la alta nobleza y que incluso 13 de ellos se suicidaron cuando los rechazó, además que se le consideraba un símbolo de perfección y belleza. Estos estándares cambian de país en país y de cultura en cultura.

La verdad es que no se puede saber con certeza si tuvo tantos enamorados que la pretendían, si algunos se mataron o si era un símbolo de belleza en su época, pero sí hay varios detalles de su vida bastante sorprendentes y que nadie podría imaginar con sólo ver las fotografías.

Zahra Khanom Tadj es-Saltaneh pertenece a la dinastía Qajair (o Kayar, según diversas traducciones), familia real iraní de origen turco que estuvo en el poder desde 1785 hasta 1925, cuando fueron derrocados por la dinastía Pahlavi.

Entre 1848 y 1896 el rey de Irán fue Naser al-Din Sah Kayar y la princesa Zahra Khanom Tadj es-Saltaneh fue una de sus hijas. Se dice que fue una mujer revolucionaria y adelantada para su época. No era una mujer sometida según la ideología iraní.

Sabido es que se casó y tuvo cuatro hijos como se esperaba de las mujeres de su época, años más tarde se divorció, algo impensado en esos tiempos y en una sociedad como la iraní. Era como ir contra las reglas y el protocolo establecido en esa cultura. Tiempo después se convirtió en la musa inspiradora del poeta Aref Qazvini.

Zahra Khanom Tadj es-Saltaneh peleó por los derechos de las mujeres, siendo una pionera al crear la sociedad de la Libertad de la Mujer. Por si fuera poco, su talento abarcaba el ser pintora, escritora y una de las primeras mujeres en usar ropa occidental en Irán.

Fue una mujer revolucionaria sin objeción alguna. Era considera una feminista y es estudiada por investigadores tanto en su país como en el resto del mundo para comprender su figura y el impacto que produjo.

Aún sigue asombrando al mundo con sus fotos, sus enamorados, su talento y su lucha por las mujeres. Comparte su historia con tus amigos y quedarán cautivados.

Loading...