Dio a luz a su bebé sin vida a las 16 semanas y sube a las redes conmovedoras fotos antes de entregarlo

Una joven madre muy afligida compartió imágenes desgarradoras del cuerpo sin vida de su pequeño bebé en un intento por alentar a las mujeres a hablar sobre la “pérdida solitaria” de abortos involuntarios y la muerte fetal.

En cuanto a la legislación del aborto ha sido un tema ampliamente debatido en las redes en los últimos meses, y tampoco es la primera vez que una mujer comparte imágenes de su bebé nacido muerto y muy bien formado.

Justine Zampogna, de 28 años, de Perth, Australia, decidió interrumpir el embarazo por consejo del médico debido a que el cerebro de su bebé ya no crecía.

El doctor dijo que si decidía llevar el embarazo hasta el final, había un 99% de posibilidades de que moriría en solo cuestión de horas al nacer. Así que le inducirían el parto tras tomar una medicación y daría a luz a su bebé muerto a las 16 semanas de gestación.

Justine se encontraba muy desconsolada y decidió compartir su historia con imagenes. Ella se había llenado de ilusiones con su pequeña, a la que pondría Gia, que significa regalo de Dios.

Pero su escaneo de 14 semanas reveló que Gigi tenía anencefalia, un defecto fatal en el tubo neural, lo que significa que si un bebé llega a término, solo puede sobrevivir unas pocas horas, como le había dicho el doctor.

A pesar del sufrimiento de ella que tuvo que elegir, Justine decidió a las 16 semanas tomar una píldora que impediría que la placenta dejara de funcionar y luego daría a luz a su bebé esa misma semana.

Ty quien es su esposo y Justine pasaron seis horas con el cuerpo de la diminuta Gigi antes de entregarla. Se puede incluso ver las piernitas perfectamente formadas de la pequeña, mientras la pareja la sostiene entre sus manos.

Ella descubrió que muchas mujeres tienen miedo de hablar sobre la pérdida del embarazo, por lo que decidió compartir una serie de desgarradoras imágenes compartiendo su dolor y empatizando con miles de mujeres quienes pasaron por eso.

El 27 de agosto del 2018, le indujeron el parto, y tras dar a luz mientras las enfermeras la supervisaban de que todo estuviera bajo control, la pareja pudo estar junto al cuerpecito de su pequeñita viviendo los primeros y últimos más sobrecogedores momentos de Gigi en este mundo.

Ella relata: “Lloré durante todo el proceso del parto, pero mis lágrimas no fueron por despedirme, sino por aceptar que se había ido. Fue tan hermoso y el cierre que necesitábamos. Sentí que después de todo lo que habíamos pasado, merecíamos tener nuestra propia historia de nacimiento también”.

“Su dulce y pequeña alma no había pasado ni un día en la Tierra, pero ella tocó mi corazón tan profundamente”.

No olvides dejar tu comentario y compartir con tus familiares y amigos.

Fuente consultada: viralistas.com

Loading...