El actor Liam Neeson habla sobre el trágico fallecimiento de su esposa Natasha Richardson.

El actor perdió su esposa, para quienes no lo sabían en un accidente mientras los dos esquiaban. Ella es conocida por interpretar el papel de la madre de Lindsay Lohan en la película “Juego de Gemelas”.

Después de la caída ella parecía estar ilesa, se golpeó en la cabeza, pero no tenía ninguna herida abierta.

Tras un par de horas la actriz se empezó a sentir muy mal y la trasladaron de emergencia a un hospital cercano y posteriormente la llevaron al hospital Sagrado Corazón de Montreal donde entró en estado de coma por traumatismo craneal.

Liam Neeson viajó desde Toronto donde estaba rodando una película:

“Me dijeron que tenía muerte cerebral, ver la radiografía fue sorprendente”, dijo él.

Comentó que había hecho un pacto con su esposa desde que emprendieron una vida juntos en 1994, si alguno de los dos quedaba en estado vegetal el otro tenía el compromiso de desconectarlo.

Así que cumplió su promesa, dijo que cuando vio a Natasha con todos esos tubos y aparatos reconoció que ella ya se había ido.

“Entré en la habitación y le dije, te amo cariño, pero no saldrás de esta”, relató Liam.

“Te golpeaste la cabeza, no sé si puedes escucharme, pero vamos a hacer lo siguiente: te llevaré de vuelta a Nueva York y vendrán nuestra familia y amigos”, agregó.

Liam decidió trasladar a su esposa en un helicóptero privado al hospital Lenox Hill en Nueva York, en ese centro de salud confirmaron su muerte cerebral y la desconectaron de los artefactos que la mantenían con vida.

Natasha falleció el 18 de marzo de 2009, asegura que en ese momento consoló su corazón haciendo la voluntad de su esposa y donando tres de sus órganos. Su corazón, su hígado y sus riñones dieron vida a tres personas que esperaban tener una segunda oportunidad.

La actriz perdió la vida a los 45 años, dejando a su familia devastada.

Liam confesó que sufrió una severa depresión y desarrolló adicción al alcohol para sobrellevar el dolor de tan irreparable pérdida.

Años después pudo retomar su carrera en el mundo del cine, y se recuperó de la depresión y el alcoholismo. Su testimonio sigue conmoviendo a sus seguidores, quizás tus amigos lo quieran conocer.