Ella tenía un corazón nuevo, Dio a luz pero 8 horas después informan que su bebé iba a quedar huérfana

Megan Moss Johnson y Nathan Johnson tuvieron a una preciosa hija, llamada Eilee Kate, y estaban en las nubes de la felicidad. Habían soñado con este día durante mucho tiempo, y el camino para llegar allí había sido todo menos que fácil.

Pero el feliz momento de darle la bienvenida a su amada hija, en 8 horas se iba a convertir en la peor pesadilla.

Hace casi diez años, Megan Moss Johnson, se enfermó gravemente, sufriendo una miocarditis. La situación era tan grave que ella necesitaba un trasplante de corazón. Pero la lista de espera para encontrar un corazón nuevo era larga.

Megan no sabía cuánto tiempo iba a vivir, así que ella empezó a aprovechar de cada día y momento de su vida y trataba de pasar todo el tiempo que podía con sus seres queridos.

Cuando Meghan cumplió 23 años por fin llegó la noticia que todos habían estado esperando. Tenían un nuevo corazón para Meghan.

Salio todo bien, luego se casó con un músico Nathan Johnson, estaban felices y parecían tener una vida perfecta, excepto a las visitas al hospital que no le gustaban a Meghan.

Ellos se pusieron muy contentos con la noticia, pero ella estaba preocupada porque iba a tener que pasar más tiempo en el hospital y los médicos temían por su corazón.

El embarazo salió bien, y un 27 de junio la pequeñita Eilee Kate llegó al mundo. Los médicos estaban tranquilos y todo eran felices.

Ocho horas después de dar a luz, la mamá Megan sufrió complicaciones con su corazón y falleció. En un momento la vida cambió de la forma más cruel. Nathan no solo perdió el amor de su vida, también perdió a la mamá de su hija.

Eilee Kate iba a crecer sin su mamá. Quedó huérfana de madre. Solo pudo estar con su mamá durante 8 horas. Unas ocho horas que la marcarán para el resto de la vida.

“Nathan está devastado. No hay palabras para esto, así que no puedo decir mucho más. Esto es lo que sé. Nathan es un hombre maravilloso y un padre hermoso. Él ama a su hija profundamente”, escribió el amigo de la familia, Wilson, en una página de GoFundMe.

“Ella amaba a la gente, amaba tanto a su esposo. También creía mucho en Jesús. La tristeza y el dolor son muy reales, pero todavía sentimos que hay esperanza”, continuó Wilson según CNN.

Nosotros estamos seguros de que Nathan es un padre fantástico que va a cuidar muy bien a Eilee Kate y que va hacer todo para conmemorar el recuerdo de Meghan de una forma amorosa. Ahora Meghan estará cuidando a su pequeñita desde el cielo. Las estrellas no se van, brillan por siempre.

Loading...