Esta perrita fue abandonada en la calle con una silla de ruedas y con una bolsa de pañales

Una hermosa perrita que más tarde descubrimos que se llamaba Lunita fue encontrada tirada en las calles de Salta, Argentina, con nada más que una silla de ruedas en ruinas y una bolsa de pañales. Estaba paralizada, por lo que no podía moverse sola y se vio obligada a permanecer allí hasta que alguien la salvara.

No sabemos quién fue el sin corazón que la había dejado ahí tirada, gracias a dios no estuvo ahí mucho tiempo ya que un buen samaritano la vio y llamó a LUBA Salta, una organización de rescate.

En LUBA Salta, la examinaron médicamente y querían encontrarla en un hogar para siempre, pero sabían que las posibilidades de encontrar uno rápidamente eran escasas.

En poco tiempo unas personas en los Estados Unidos se enteraron de lo que había pasado con lunita y lamentablemente no resulto pues no pudieron cuidarla adecuadamente, y una cama infestada de ácaros la llevó a contraer una infección severa por estafilococos.

Lunita conquistó otro obstáculo y finalmente se fue a vivir con otra familia adoptiva en los Estados Unidos. Pero esta vez, la familia sabía exactamente cómo cuidarla. Ella consiguió una cama limpia y finalmente disfrutó de un sueño tranquilo y cómodo. Su nueva familia hizo un trabajo increíble ayudando a curar a Lunita, y en poco tiempo se recuperó por completo.

Lunita estaba disfrutando cada segundo de su segunda oportunidad en la vida con su nueva familia y su perrito. Visitaba parques, jugaba en la nieve e incluso tenía fiestas de cumpleaños. Ella fue capaz de moverse como cualquier otro perro, con la ayuda de una silla de ruedas hecha a la medida de Eddie’s Wheels.

Lunita cumplió 11 años el 15 de junio de 2018 y la celebró con una fiesta y un pastel para perros. Es obvio que ella era tan querida por su familia y todos los que la conocieron.

Lamentablemente, menos de un mes después de su 11 ° cumpleaños, Lunita se puso muy enfermo y fue admitido en la unidad de cuidados intensivos en el Hospital Médico de la Universidad. Lamentablemente, sucumbió a su enfermedad y falleció el 8 de julio de 2018.

“Nunca la olvidaré y lo mucho que significó para mí”, escribió la mamá de Lunita en Facebook . “Ella cambió mi vida para siempre. La amaba tanto “.

Lunita tocó las vidas de tantas personas de todo el mundo y nunca será olvidada.

Sus últimos años estuvieron llenos de mucho amor, y finalmente pudo experimentar una vida que se merecía.

Por favor, ‘COMPARTIR’ para pasar esta historia a un amigo o familiar.